Puertas Correderas


Las cancelas correderas son una buena solución para grandes anchos de hueco entre mochetas y para accesos de uso intensivo, dada su gran estabilidad tanto en el sistema de cierre como en su automatización. En contra tienen la necesidad de espacio libre a lo largo del muro perimetral que interfiere con los setos perimetrales tipo arizónica o similar frecuentes en viviendas unifamiliares. La obra de instalación también es más compleja en el caso de la cancela corredera al requerir una “guía al suelo” que en función del peso de la puerta requerirá mayor o menor cimentación. También se requiere la presencia de un “puente” de sujeción de la puerta que puede usarse a la vez para el anclaje del motor.